Beck & The Police

febrero 6, 2008

what%c2%b4s_it_at.jpg

Me gustó. No es lo mejor a lo que he ido, porque ese ranking lo sigue encabezando Roger Waters, pero a 24 horas del concierto, sólo constatar que efectivamente estuvo muy bueno, que disfruté tanto o más a Beck que a The Police.
Es que nunca me imaginé que lo vería en vivo, y como tampoco era tan popular, nunca compartí mi gusto por el loser con casi nadie. Y me encantó. Y fue una cuea increíble que teloneara al grupo para el cual ya teníamos las entradas. Como pocas veces uno tiene tanta suerte, hay que destacarlo, celebrarlo. Además, fue inevitable acordarse de Kurt, onda casi se te paraban los pelos, aunque el chico de las marionetas es más chiquitito y menos enrabiado.
Fue una lata que no calentara al escaso público que habíamos en golden (aunque resultó tremendamente cómodo ser tan pocos. Amo ir a primera fila…ups), y que recibiera incluso pifias. No lo merecía, y si no lo conocían, deberían haber aprovechado de escuchar, respetar. Abrete a otras vertientes también. Pero bueno… The Police prendió al estadio entero, aunque su setlist era conocido, éxito tras éxito parecía traer sorpresa. Su tecito verde al lado del micrófono. Y bien cuidado que lo tiene, porque era muy marcado el contraste entre el vocalista-soy-fanático-del-yoga y los otros dos, tan carreteados y a mal traer. En lo único que se le notaba la edad al ídolo de Phoebe (The Police here?? a reunion???; “ross can”) era en su incapacidad de llegar a las notas más altas, y en que bajó un tono casi todas las canciones altas. Personalmente no me gustó nada la versión de Don´t stand so close to me, muy lenta, muy baja, muy ragga.
Tuvimos una movilidad espectacular ya que, como había pokita gente adelante, veíamos excelente desde cualquier lado y experimentamos todos los ángulos con el Coti, aunque estaba recién operado de sus várices el pobre, y lo tuve que obligar a sentarse un rato. Así de Crisanta.
Nos encontramos con un montón de gente, partiendo por Rockaxis, mi compañero de diplomado; la jueza de Quillota amiga de carlos yero, y por supuesto la Cata, a quien tuvimos que guiar vía celular, de ida y de salida del estadio. Pegada en la reja, era la primera de las primeras en el público de cancha. También estuvimos con mi amigo Raúl Gutiérrez de Chile, y su equipo rockandpopiano, incluyendo al estelar Alfredo Lewin, muy simpático mi amigo nuevo (no crean que cual quinceañera le pedí a Raúl q me lo presentara ah, fue él quien se acercó a ver mi polera de Kiss), a quien, por supuesto, el Coto no cachó y despés preguntaba quién era, que estaba despachando pa la radio. Me acuerdo que lo mismo le pasó con Alvaro López, cuando Petinellis lanzó su veintiúnico disco. Se sacó hasta una foto con él y no tenía idea que era el vocalista de Los Bunkers, ni por qué se sacaban fotos. Hay que decir en favor de mi marido que en esa época nadie los cachaba aparte de nosotros, ya que como “vivíamos” con Raúl haciendo la tesis, él nos pegaba su fanatismo que ahora disimula. Pero siempre le han gustado!

Las fotos de anoche ya se vienen.
Y será hasta un próximo megaevento, espero el próximo año, que ya este 2007 empezó con Waters, unos chiquititos por ahí, Soda y The Police… a Calamaro no alcancé, y ahora se viene el festival otra vez. Y este space cumple un año, se acuerdan?, la farándula en el Sheraton…
Saludos y que Japón termine su webeo con las ballenas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: