Todo comenzó cuando, en mi desesperado intento por encontrar una alternativa fácil-rápida-y efectiva para bajar de peso, un mail absolutamente Spam me hizo “chin”. Cito textual:
“Tratamiento medico eficiente, rapido efectivo indoloro sin
efecto secundario alguno, ambulatorio”. Nada más ni nada menos que un láser contra las adicciones, tabaco, alcohol y drogras, a lo que agregaban también comidas.
¿Seré adicta a la comida? Nada se pierde con intentar. Además decía Red Médica Tabancura, por lo que rápidamente realicé una errónea relación en mi cabeza y dije: la clínica debe respaldarlo, será confiable.
Error. Lo primero que me aclaró la secre fue que se trataba de una red médica totalmente independiente y con ninguna relación con la clínica. “Mmm”, me dije. Bueno, qué tengo que hacer. Tiene que venir a una consulta, gratis, con el doctor. Él le explicará todo el procedimiento.
Y cuánto vale. El tratamiento completo son 640 mil pesos. Dos sesiones a la semana.
Como decía mi aguelita, no hay pero trámite que el q no se hace y, previo convencimiento a mi escéptico marido, partimos.
Como, por formación, acostumbro a llevar una lista de preguntas a las consultad médicas, odontológicas, tatoristas y demases, esta vez no fue la excepción y entre mis dudas estaba el lugar donde actuaría el láser, qué efectos produciría (está bien que busquemos una solución mágica, pero quiero conocer el mago y el truco) y si al aplicarlo por motivos de las comidas no podría a la vez dejar de fumar. 2×1, como dicen en el Pelayo Bobadilla.
Entramos. Lo primero que me llama la atención es la temblorosa mano del doctor. No pondrá láser con ese pulso, supuse… La cosa es que comenzamos a conversar y el viejujo me abría las pepas ante las preguntas que yo le hacía, hasta que, impresionado, me dijo: “Te manejas bien en estos términos ah…”.
Ante lo cual yo esbocé mi tímida sonrisa de me-hago-la-tonta-no-soy-tan-inteligente-como-parezco, y proseguí con mis dudas, que a estas alturas iban por el lado de cómo un láser iba a “producir” neurotransmisores, así como así, como sostenía el doc.
Cuando en eso el loco me pregunta a qué me dedico. “Soy periodista”, le dije yo, pensando que eso le explicaría por qué le hacía tantas preguntas.
Tamaña sorpresa se llevó, su cara lo decía todo. Se echó para atrás y me dijo:
–    ¿Esta es una entrevista, entonces?
–    No, jaja. Es que por mi profesión, acostumbro a tener una listita de preguntas… pa que no se me quede nada en el tintero.
–    Ya… porque yo he rechazado a periodistas de El Mercurio y de la tele. No me gusta dar entrevistas, no quiero polemizar.
–    ¿…?
–    Esto es como la píldora del día después. Hay defensores y detractores. A mí sólo me interesa hacer mi trabajo.
Cri….cri.
–    Bueno, sigamos.
–    Ya. Como te iba diciendo, el láser no actúa en el sistema nervioso…. Pero dime, tienes micrófono o no.
–    No. Le dije. Disculpe que me ría… pero no es una entrevista. No se preocupe…
El tipo siguió con dos explicaciones más, que el láser, bla bla. Y se puso de pie, salió de la habitación aduciendo una llamada. Volvió a los 5 minutos, mientras mi marido y yo nos mirábamos entre tentados de la risa y asombrados. Por qué tanto misterio, qué tanto si era una entrevista. Algo nos ocultaba, por algo tenía las cosas en tinieblas. Lo único claro es que nunca un láser suyo atravesaría a nadie de mi familia.
A la vuelta nos terminó de explicar, nos dio el corte rapidito y dijo que los detalles administrativos los viéramos con la secretaria.
No había convenio con Fonasa ni Isapres, pero sí me podía dar muchas boletas…para que me reembolsen.

A raíz de la original, efectiva y rápida protesta que realizaron ayer los recolectores de basura frente a La Moneda, no pude dejar de aplaudirles por la iniciativa. Esa es una forma de presión limpia, sí, y directa. Incomodaron al gobierno, llamaron la atención, fueron protagonistas de cuanta galería de fotos de medios on line hay en los sitios chilenos y demostraron que no es necesario romper todo Santiago y después echarles la culpa a los “infiltrados”, para poder conseguir sus objetivos.
¿Y nosotros? los ciudadanos comunes y silvestres, los provincianos, los viejos, los chicos, los discapacitados, los encalillados, que no tenemos más basura que los avances en efectivo pre aprobados que mes a mes nos recuerdan, en papel cuché (de dónde sale esta palabra) la poca solvencia que tenemos y todo lo que nos perdemos por no aceptar el par de palos que nos ofrecen. Que no tenemos más que cuentas con alzas de luz, de agua, próximamente de gas, de locomoción, de bencina, de pan, de contribuciones, de permisos de ciruclación para circular por nuestras propias calles; de peajes, ah; de frutas! de todo lo que sube en el país espacial llamado Chile, cuyos gobernantes enquistados no hacen más que tomar medidas de emergencia para ayudar a los más desposeídos? Porque a los que no tenemos ficha cas, que nos vaya bonito.
¿con qué basura protestamos nosotros?

NOTICIA EN DESARROLLO…

      El Periodismo Participativo es el acto en que los ciudadanos toman un rol activo en el acto de reportear, suministrando información independiente de libre acceso, la que muchas veces se torna más confiable de los medios tradicionales. Estos últimos, en cambio, tienen un sistema de producción definido, en el cual los periodistas y reporteros gráficos, son los encargados de recolectar los datos, los que son editados y publicados por el medio, previo filtro. En el periodismo ciudadano, sin embargo, la ecuación filtro-publicación es inversa, siendo primero difundida la información, y luego debatida, valorada y sopesada. No hay un profesional moderando la publicación, ni una pauta previa que indique la valoración o interés sobre los temas. En el participativo, son las personas las que deciden qué tema es interesante y debe ser compartido. Tampoco se ajusta a compromisos con auspiciadotes, sesgos o mercados, a diferencia del tradicional, que está suscrito en la dinámica del negocio, de la empresa que debe ser solvente y conjugar compromiso social con bienestar económico.

      El periodismo participativo no utiliza únicamente el formato noticia o el soporte de medios, para difundir la información, sino que se presenta a través de blogs, foros, comunidades y debates, chats y todas las tecnologías que permitan el intercambio de datos. Los medios hace poco han incorporado los blogs a su formato, dejándolos para sus columnas de opinión. Esta es una característica que ya se integró a los medios tradicionales, que emana de la participación y seguramente se mantendrá en el tiempo, debido a que el género de periodismo de opinión se ajusta al formato blog, por su naturaleza y la libertad que éste brinda.

      De esta manera, los medios tradicionales irán cambiando su modo de operar rígido y exclusivo, integrando las nuevas maneras de difusión y comunicación, adaptándose a nuevos tiempos y concibiendo la comunicación de masas como un nivel distinto al que se creía: unidireccional, dirigido a una masa heterogénea, anónima y dispersa. Esa lógica es la que cambia, y desde ya vemos muchos cambios en el modo de hacer periodismo, de los que, según plantea We Media, destaco:

      El hecho de que sean los ciudadanos quienes difundan información será (es) un fenómeno instalado, aunque no serán las fuentes exclusivas ni hegemónicas. Los medios tradicionales seguirán existiendo, pero no de la misma manera que hasta ahora. Adoptarán los beneficios de estos cambios, tanto tecnológicos como sociales (ahora hay más participación pues existe la posibilidad y el interés), y los adecuarán a su negocio, de tal manera de continuar en hegemonía. Así como antes contaban con periodistas que recurrían a fuentes documentales, testimoniales, etc, ahora sumarán a bloggers, fotógrafos oportunos o colaboradores ciudadanos desinteresados, como una nueva fuente de información. Necesitarán chequearla, revisarla igual o más que a una fuente tradicional, pues las credibilidades están redefinidas, y los sistemas de valoración y reputación aún distan de ser los óptimos.

      La ecuación filtro-publicación, probablemente se amplíe a filtro-publicación-filtro o valoración. Esto debido a que hay una proliferación de bloggers, comentaristas, críticos, y timadores también, y alguien debe articular todo ese bombardeo de datos, y publicar ya filtrado de toda la potencial basura que pueda existir. Es un hecho que todos tenemos posibilidad y libertad de opinar, pero publicar hechos objetivos y responsablemente, será una tarea que los medios de comunicación establecidos tomarán como propia, arguyendo que la audiencia no tiene tiempo ni posibilidades de “colar” sólo la información que le es importante y útil, de toda la enorme cantidad disponible. Por lo tanto la sistematización, será tarea de medios, tal como lo conocemos hasta hoy. Pensar que acabarán, o que serán reemplazados es, a mi modo de ver, una subestimación a estas empresas.

          Respecto a la participación, creo que los medios tradicionales asumirán como función el estimular el interés de participar de sus audiencias ya que si bien hoy existe alta participación, aún hay un gran número de personas que se muestran apáticas o no tienen aún los accesos suficientes. Por lo tanto la participación seguirá en aumento, pasando también por un proceso de maduración, donde en un principio será alta y desordenada, para luego decantar afinando sólo en ciertos puntos de interés y especialidades, y asumiendo responsabilidades que como ciudadanos no conocíamos.

          Por lo mismo, las audiencias de cada medio serán más segmentadas, pero más involucradas en el proceso. Al igual que sucede hoy con las empresas, que buscan productos especiales y personalizados, tratando de darle a cada cliente lo que necesitan, los medios involucrarán cada vez más a sus lectores/auditores, dándole más de lo que vayan pidiendo, y “coproduciendo” lo que se espera.

      Creo que una muestra de lo que se sostiene en el párrafo anterior es Google News, en el que si se accede con una cuenta Gmail, el sistema va registrando tus preferencias, dando cada nueva vez, noticias de determinado interés, según la información que tiene de la cuenta del usuario. Es decir, serán las audiencias las que entregarán información sobre sus intereses, para que los medios les entreguen las noticias que Ellos necesitan o prefieren, convirtiéndoles, entonces, en parte de su proceso productivo.

En síntesis, los principios que sustentarán (o debieran) a los medios de comunicación serán libertad, comunidad, interactividad y reciprocidad, a diferencia de lo que hoy se refleja con un organigrama vertical, regido por principios económicos como rentabilidad, y comunicacionales tradicionales como unidireccionalidad.

Con bastantes cosas que decir, después de un largo y caluroso silencio, me limitaré a hacer una síntesis de la nueva causa que se promueve en este y en el blog de wordpress que yo misma presido, escribo y conformo el comité editorial: PAREN EL ESCÁNDALO DE LOS PEAJES.
Para llegar a Guanaqueros, o a Morrillos, (sí, entre Tongoy y Los Vilos, donde tuve el gusto de pasar el fin de semana con mi familia y amigos en motos, sonámbulos y locos) necesitai casi 8 lucas, sólo para pagar las concesiones. Terrible. Te juro que me acuerdo de la Gladys Marín y sus compa comunistas alegando porque estaban vendiendo al país.
Toa la razón.
Y más me acordé de ellos cuando fui a Puerto Velero, donde te dejan entrar con un “pase”, demás, si es propiedad privada. Pero el pase famoso te da permiso por media hora, SIN BAJARTE DEL AUTO. Es decir, el derecho a esa playa, la tienen sólo the owners of that place. Claro, ellos construyeron el acceso. Si quieres, te pegas el pique caminando desde Tongoy, te desafío, pero por Puerto Velero, eres un ilegal.
Dónde quedó todo eso que nos enseñaron cuando chicos, sobre que las playas eran públicas y de todos?
Dónde van a quedar, si los resort se siguen comiendo las costas? Ya destruyeron Cau Cau, ahora seguirán con Guanaqueros.
Entonces la causa empezó por los peajes, pero terminé alegando porque las munis se bajan los pantalones por vender unos millones en permisos, que seguro se gastan al tiro en cualquier estupidez, que seguro tendrá prohibido el acceso a la gente.

No pude dejar de acordarme cuando, en Laguna, se instaló el Costa Cachagua. Fui con la Pati al sector que íbamos siempre, que estaba a los pies de la casa de mi entonces pololo, hoy marido. Los del resssssort habían instalado quitasoles de coirón por todos lados. Se habían adueñado de la playa. Nos instalamos por ahí, piolita, cuando vimos llegar a una familia igual bulliciosa. Eran onda los cárcamo, radio a pilas, harto bolso y niño chico gritando, y tuvieron la mala idea de instalarse bajo uno de los superchic quitasoles. Serán gratis, habrán pensado.
Mal. Llegaron los baywatch supervisores-guardias-no sé qué- y los sacaron. No sé qué les habrán dicho, algo relacionado con que los quitasoles, y por ende la playa, eran de Costa Cachagua, pero les vimos la cara de “humicháos”, como diría mi amigo korda… Quedamos heladas. Los habían echado de la playa. La familia se fue lo más rápido que pudo y nosotras no reaccionamos. Deberíamos haber hecho escándalo. Eso habría sido muy malo para ellos. Deberíamos haber reclamado fuerte. Pero no, no hicimos nada. Nos fuimos también, apestadas con la playa, con Costa Cachagua y el incidente.
Al año siguiente mi marido vendió la casa… a Costa Cachagua..
Harper´s Bazaar, la revista que logró hacerle una entrevista a Frances Cobain, ya esparció la noticia por Internet. En marzo aparece la hija de, hablando sobre la atención gratuita que concita.Y que entiende que los fans de Nirvana y Hole se interesen por ella, pero que no deja de darle cosita todo eso. Ojalá sea una buena entrevista.
Un par de vínculos, y ojo con el blog “
quenofalteporlacresta, donde hay una bloguera chilena con personalidad. Está re bueno.

http://quenofalteporlacresta.wordpress.com/2008/02/09/frances-bean-cobain/
http://www.adnmundo.com/contenidos/adncool/kurt_cobain_courtney_love_hija_fans_nirvana_hole_co110208.html
francescobain.jpg

Unplugged in New York

febrero 6, 2008

Ya pasaron quince años! 15, desde que salió el mejor disco de la década de los 90, y MTV mostró los videos, uno por uno. Algunos grabamos en VHS las canciones que alcanzamos, otros sólo lo recuerdan por lo que hasta hoy transmiten en TV, pero todos estuvimos de acuerdo en que la calidad de la presentación fue increíble. Incluso los que entonces no eran seguidores de la banda.
Nirvana marcó, hizo historia, y aunque Cobain se revuelque en la tumba viendo cómo siguen comercializando su imagen, el DVD que recién salió a la venta es una joyita.
A propósito de la explotación de la imagen, vengo llegando de un paseíto por Argentina y Brasil, y te encargo la cantidad de cosas Kurt Cobain que encontré. Revistas, libros, incluso libros sin letras, sólo fotos, diarios, discos, y dale. Como si el acoso no hubiese sido bastante en vida. La venta sigue, y la lidera su ex mujer, por lo que entiendo, lo último que vendió fueron sus camisas. “Si sigo guardando camisas de Kurt, jamás encontraré novio”, creo que dijo.
La cosa es que vale la pena re-visar lo que fue el desenchufado de Nirvana (al único disco que la Rock & Pop Revista le puso un 7,0 en su valoración por notas) y detenerse a pensar que…oh, ya van quince años. La juventud que se escapa a zancadas…

Beck & The Police

febrero 6, 2008

what%c2%b4s_it_at.jpg

Me gustó. No es lo mejor a lo que he ido, porque ese ranking lo sigue encabezando Roger Waters, pero a 24 horas del concierto, sólo constatar que efectivamente estuvo muy bueno, que disfruté tanto o más a Beck que a The Police.
Es que nunca me imaginé que lo vería en vivo, y como tampoco era tan popular, nunca compartí mi gusto por el loser con casi nadie. Y me encantó. Y fue una cuea increíble que teloneara al grupo para el cual ya teníamos las entradas. Como pocas veces uno tiene tanta suerte, hay que destacarlo, celebrarlo. Además, fue inevitable acordarse de Kurt, onda casi se te paraban los pelos, aunque el chico de las marionetas es más chiquitito y menos enrabiado.
Fue una lata que no calentara al escaso público que habíamos en golden (aunque resultó tremendamente cómodo ser tan pocos. Amo ir a primera fila…ups), y que recibiera incluso pifias. No lo merecía, y si no lo conocían, deberían haber aprovechado de escuchar, respetar. Abrete a otras vertientes también. Pero bueno… The Police prendió al estadio entero, aunque su setlist era conocido, éxito tras éxito parecía traer sorpresa. Su tecito verde al lado del micrófono. Y bien cuidado que lo tiene, porque era muy marcado el contraste entre el vocalista-soy-fanático-del-yoga y los otros dos, tan carreteados y a mal traer. En lo único que se le notaba la edad al ídolo de Phoebe (The Police here?? a reunion???; “ross can”) era en su incapacidad de llegar a las notas más altas, y en que bajó un tono casi todas las canciones altas. Personalmente no me gustó nada la versión de Don´t stand so close to me, muy lenta, muy baja, muy ragga.
Tuvimos una movilidad espectacular ya que, como había pokita gente adelante, veíamos excelente desde cualquier lado y experimentamos todos los ángulos con el Coti, aunque estaba recién operado de sus várices el pobre, y lo tuve que obligar a sentarse un rato. Así de Crisanta.
Nos encontramos con un montón de gente, partiendo por Rockaxis, mi compañero de diplomado; la jueza de Quillota amiga de carlos yero, y por supuesto la Cata, a quien tuvimos que guiar vía celular, de ida y de salida del estadio. Pegada en la reja, era la primera de las primeras en el público de cancha. También estuvimos con mi amigo Raúl Gutiérrez de Chile, y su equipo rockandpopiano, incluyendo al estelar Alfredo Lewin, muy simpático mi amigo nuevo (no crean que cual quinceañera le pedí a Raúl q me lo presentara ah, fue él quien se acercó a ver mi polera de Kiss), a quien, por supuesto, el Coto no cachó y despés preguntaba quién era, que estaba despachando pa la radio. Me acuerdo que lo mismo le pasó con Alvaro López, cuando Petinellis lanzó su veintiúnico disco. Se sacó hasta una foto con él y no tenía idea que era el vocalista de Los Bunkers, ni por qué se sacaban fotos. Hay que decir en favor de mi marido que en esa época nadie los cachaba aparte de nosotros, ya que como “vivíamos” con Raúl haciendo la tesis, él nos pegaba su fanatismo que ahora disimula. Pero siempre le han gustado!

Las fotos de anoche ya se vienen.
Y será hasta un próximo megaevento, espero el próximo año, que ya este 2007 empezó con Waters, unos chiquititos por ahí, Soda y The Police… a Calamaro no alcancé, y ahora se viene el festival otra vez. Y este space cumple un año, se acuerdan?, la farándula en el Sheraton…
Saludos y que Japón termine su webeo con las ballenas.

A ponerse las pilas

Con la visita de Al Gore y la difusión mundial de su incómoda verdad, el cuidado del planeta ha vuelto a estar en el tapete. Sin embargo, el casi presidente estadounidense sólo es una de las voces que hace años abogan por un mundo más limpio y mejor.
Hoy ya no se trata de una idea romántica, utópica o que les compete a otros. La contaminación atmosférica tiene consecuencias visibles y palpables y tuvimos que llegar a esto para tomar conciencia de que es un tema práctico. No se trata de dejar las cosas en manos de Greenpeace ni pensar que se trata de verdes fatalistas que sólo alarman a la población, sino de darse cuenta que como sociedad hemos ensuciado el aire hasta afectar el desarrollo normal de la naturaleza.
El gas acumulado en la atmósfera es tal, que ha formado una barrera que impide que las emanaciones nuevas puedan salir, irse, y volver a limpiarse. En otras palabras, aunque menos académicas, nos estamos ahogando en nuestra propia mugre.
Este es el llamado efecto invernadero, que provoca serios cambios climáticos, tanto en temperaturas, como en lluvias, deshielos e incluso cantidad y velocidad de los vientos.
Y el sector agrícola ha sido uno de los primeros de la sociedad en sufrir las consecuencias. Heladas extremas, sequías y un pronóstico que avisa de un desarreglo total durante este siglo, son realidades que hay que enfrentar ahora.
Los agricultores de Petorca y La Ligua llevan mucho tiempo pidiendo sus embalses, y resulta que almacenar el agua es justamente una de las soluciones más próximas y necesarias. Es de esperar que la idea no se entrampe en la eterna burocracia, y que agricultores de otros sectores hagan el mismo esfuerzo para prepararse y enfrentar lo que viene.

Editorial publicada en Agro 2000 de El Observador, 27 de noviembre 2007, Regina Brito.

Soda Stereo

febrero 6, 2008

No podía empaparme de la onda sodamaníaca. Había leído comentarios del blog, escuchado a algunos sus impresiones sobre el concierto del 24, que no iban mucho más allá del “bueno, espectacular”…. salvo una que me dijo: mira, para los fanáticos de Soda lo bueno es que tocan canciones que antes no tocaban. Claro, dije, y esta es su oportunidad. Y sentí un poco de miedo, porque pensé… no vamos a cachar las canciones. No soy ninguna fanática, no les tenía mucho respeto, tan poperos ellos, y tan alterna yo cuando chica. Pero cuando supe que se reunían, después de diez años que me parecieron meses, pensé que querámoslo o no, forman parte de la música ambiente de nuestras vidas. Siempre estuvieron ahí, de fondo, nos guste o no.
Además, me empecé a acordar que hubo videos suyos que vimos tanto, que con mis primas nos repartíamos a los Soda, uno pa cada una. A mí me tocaba Charly Alberti, que me encantaba, y hoy es el que menos…
Al acercarse al estadio, siempre uno empieza a engrupirse, y mira igual las banderitas, cintillos y cositas…y casi caigo con una polera “Me verás volver”. Es que el nombre de la gira ta muy bueno, onda mandamiento. Y acuñaron buenas frases para las poleras y gorros, “Me amas a oscuras”, qué sé yo, frases que Cerati cuando escribió, jamás pensó que serían parte de la sabiduría populars.
Bien. Llegamos. Más de 10 minutos de atraso en el show, pero nosotros piola porque no habíamos llegado tempranísimo como los otros pobres deshidratados haciendo pic nic en una cancha sin pasto. Sonreimos con los videos y ya. Partió. Emoción. Juego de Seducción. Pero como que el público no estaba tan feliz parece… después además, empezaron justamente las canciones lado B que me habían advertido. Pero lo peor era que, estando más adelante de la mitad de la cancha, ahí donde está el montículo, y uno, que no supera el metro y medio, puede milagrosamente ver, no se escuchaba bien. Pensaba que en Shakira, por ejemplo, se escuchaba bakán y uniforme desde cancha, pal mundo. En cambio acá teníamos un parlante saturado, no oías a todo chancho, y la salida de la batería, que salía defasada por el parlant de más atrás.
A nadie le importaba mucho, ya que pocos van a escuchar, más bien a gritar y corear. De hecho uno alegaba “tócate una conocida ahora, pa cantar”. Plop.
Igual nosotros saltamos y casi casi quedó la cagá en un par de temas ochenteros onda Persiana Americana. Quizás fue eso, o el extremo olor a pito, la cosa es que gracias al desmayo de mi amigi fue que llegamos hasta atrás. La vimos pelúa y tuvimos que cruzar medio estadio, en reversa entre la multitud, para llegar a enfermería. Y entre que me encontré con la Bárbara Vera y el Fede (increíble), mientras mi socia se recuperaba de su inexplicable ida a negro, y escuchábamos No Existes de fondo, fue que nos dimos cuenta que ahí sí se escuchaba a toda raja.
Ahí sí parecían reventar el nacional. “Salte nacional” dijo, tratando de lograr complicidad con el público, cosa que prometió para este segundo concierto. Parece que todo lo que hizo de hacernos prender los celulares o “prendan todo lo que tengan”, haciendo alusiones gesticulares, apuntó a eso. “Y que corra”, gritaban los que no habían llevado pito.
Zeta con su pose, y aunque a veces amanerado, extremadamente sexy, me hizo gritar como cabra chica y replantearme el trato que teníamos con mis primas cuando chicas. Zeta era de la Denisse y Cerati de la Pía, jajjajaa.

http://blufiles.storage.live.com/y1pgU4hFkIKAOh2Tr_2O3qcv0GvVA8TeqaH0N1NX35SRhxPi74fEA14ikONLt77tPXEab6P-_D_i9k

Como mi expectativa musical era muy baja, y pensaba más bien en ir a carretear, me llamó la atención lo virtuoso que lo vi a Cerati en guitarra. No me acordaba de que fuera tan seco. Y claro, mi marido, que saltó y bailó como no lo veía hace tiempo, me recordó que cuando tratábamos de sacar canciones suyas en guitarra, había posturas inventadas con las que costaba mucho dar.
No así la impresión que me llevé de Alberti, quien parece que no lo pasó tan bien. Amargado, sólo concentrado, excepto cuando Gustavo se acercaba a secretearle algo. Fome y con cara de hepatitis y un lejos de parecido a Silas.
Los dos últimos rasgueos de Música Ligera, era como un pago por no haber estado en el Último Concierto… Clímax. Con eso me daba por pagada. Igual, la versión que hicieron de signos fue “espectacular”, como dicen todos los taquilleros. Risa, cuando con Trátame Suavemente, se asoman todas las sensibilidades de los que hoy tienen más de 30 y que deben haberse enamorado, engrupido y hacerla himno. Por eso le daban tanto a esa canción en Fuera de Control. Como yo era más chica…jo jo jo.
Y rematar con Nada Personal era como, bien, su primer hit, ya, claro, por lo que con el regalito de Te hacen falta vitaminas terminamos de quedar satisfechos.
Con todo, empezábamos a comentar la historia, que de pronto se aparecía ante mí, y claro, era como que uno conoce a estos tres tipos de toda la vida.
Y era imposible no acordarse de Cecilia Amenábar. De hecho al otro día, ya googleando, aparecen sus videos, la gente que la quiere ene, las pendejas que la encuentran tan ídola por haber estado casada con él, por ser DJ y mamá, y tan bonita, etc…comparto plenamente. Es seca, versátil y siempre un paso adelante.
Y unq joyita que se encuentra por ahí, ella haciendo el backstage. Se las dejo como para la reflexión, nostalgia o el dato novedoso pal que no la ha visto. Y vean Te llevo para que me lleves. Hermosa, me trajo recuerdos no sólo de la época de cuando la vi, sino de la dulce espera. Hoy se dimensionan las cosas de otra manera. Esa y todas las otras letras. Y todas las cosas.

000tbc_tilda_swinton_016.jpg

f533311_paoloa1405.jpg

Y siguiendo con los parangones… es que desde que salió la noticia de la Secta de Pirque, esa comunidad autoabastecida, con líderes espirituales y ajena a todo acontecer social, no he podido dejar de acordarme de la película “La Playa”, claro que sin Di Caprio incluido. Es fácil caer en esta cuenta, dados los conceptos convergentes: un lugar hermoso y deshabitado; autoabastecimiento mediante plantaciones propias y consecución de agua dulce; una “líder” -una argentina harto grupienta en este caso- y un grupo dispuesto a seguirla. Todos viviendo independientes del mundanal ruido, la vertiginosa sociedad, y de paso también de los impuestos…¿
En el caso chileno, Paola Olcese, la líder -que supuestamente servía de algo así como medium entre la comunidad y Dios, nada menos… – está siendo procesada para determinar las responsabilidades penales que le corresponden en la muerte la profesora chilena Jocelyn Rivas, que murió sin tener atención médica d e ningún tipo, luego de dar a luz y con anemia… y que luego fue enterrada por la comunidad, sin certificado de defunsión y sin la presencia de los padres.
“Es que por lo triste de la noticia, queríamos viajar personalmente pare decirles”, dijo hoy día Olcese, en una muy buena entrevista que hizo la Macarena Pizarro, donde la acorraló varias veces, y le preguntó de frente si le tenían algún tipo de aversión a los médicos. Ella muy tranquila, y con acento hasta chileno a veces, respondió cada una de las preguntas, impávida incluso cuando yo pensé que estaba que se paraba y se iba… Aunque finalmente afirmó que ella no estaba presente, que llegó tres días después, que no esperaron tres días con el cuerpo ahí a propósito, por si ella la podía resucitar, que ella no hizo nada, que enterrarla care palo fue un “error”. Bien.
Lo más curioso del asunto, es el parecido entre ella y Sal, la mandamás líder malévola de la tribu de Tailandia, que se agarra a Richard -Di Caprio- para puro hacer llorar a la polola francesa que él a su vez le quitó a otro loco… bueno, la actriz se llama Tilda Swinton, y seguro la vieron en muchas películas, partiendo por las Crónicas de Narnia.

Las vueltas de la vida II

febrero 6, 2008

Iba yo en uno de mis dos viajes semanales a Santiago, con tanto tiempo de sobra que hasta pensé en pasar a ver si una amiga que no veo hace más de 15 años vive aún en la misma casa, que me queda a la pasada de la universidad. Pero el destino cruzó otras variables en mi camino, que partió medio complicado porque salí sin mucha bencina de mi casa. Sin casi nada, en realidad.

“En Llay Llay”, pensé, si total Limoncito siempre aperra (Limoncito es nuestro pequeño Spark verde, que tantas satisfacciones económicas y de tamaño quepo-en-cualquier-lado nos ha dado). Resulta que voy llegando a la bomba, que antes de hoy no cachaba que era la ÚLTIMA de las bombas hasta bien entrado Santiago… pero iba yo por la pista izquierda. Me empiezo a pasar de a poco a la derecha, y no falta el simpático que me tira la camioneta encima como diciendo “ya no pasaste ya… jaja, soy tan poderoso”. Y me corrió hasta que no me quedó otra que acelerar y pasar de largo. Quedé más picá… pero seguí, no sin antes realizar cierto gesto con el dedo al auto solidario, que más allá quedó detrás de mí en el peaje, y tuvo el descaro de apurarme a bocinazos. Sí, horrible, quedé como mal educada, pero por Dios que se lo merecía.

La cosa es que crucé los dedos, hice un par de Pilatos pa poder llegar a tiempo a la siguiente estación, y partí. Pasé la cuesta, pasé… pasé… pasé, y nada. 40 minutos con la lucecita roja que me indicaba el Empty, y que ya me tenía chata, y pensé: me voy a quedar en pana de bencina, la pana del tonto, y voy a tener que hacer dedo, y devolverme en alguna micro, con un bidón prestado, y el Coto no va a dejar de molestarme y reírse de aquí a fin de año…

Empieza a tironear el auto. No aceleró más, y seguía solamente con el vuelito… ya, pensé. Hasta aquí llegué. Cuando ya no había nada, pero nada que hacer, miro al frente y “ahhhhh”, luces, cantos celestiales: COPEC. La primera en servicios, dije yo. Esto es demasiada cueva, me pasé. Quedar justo al frente.

Luces de estacionamiento, el auto bien cerrado, agarré mi cartera y partí por el medio de la norte sur, pasando las barreras de contención tal como los tipos contra los cuales yo alego mientras voy manejando y se cruzan tan irresponsablemente, sin usar las pasarelas peatonales.

Le expliqué mi situación al bombero, quién sin contestarme nada, partió a buscar un bidón, no sin antes hacerme prometer que se lo devolvería. Claro, lo que sea, pero por favor, cinco luquitas pa llegar a la próxima estación, le imploraba yo. Nos falta un embudo, o un envase de bebida nos podría servir, me dijo, y partió otra vez, a hurgar un basurero. Yo no podía creer cuando vi que se encontró una luca adentro de esos que clasifican en papel, plástico y vidrio.

¿Ve?, por ayudarla a usted, me encontré luca – me dijo feliz, y partió otra vez sin decir nada más, quién sabe dónde.

Muchas gracias- le dije cuando reapareció- la buena onda siempre se devuelve.

La verdad es que mi buena suerte empezó más temprano. Mi hijo, que había estado 13 días en coma, despertó esta tarde.

No le puedo creer. ¿Le acaban de avisar?, ¿por qué estaba en coma?, ¿qué edad tiene? – me bajó el espíritu periodístico de servicio social de un sopetón.

Y fue así como me enteré que este técnico en comercio exterior, de 24 años de edad, sufrió un aneurisma cerebral. Andaba comprando en el Parque Arauco, feliz, porque su título profesional, cuya entrega se había atrasado por no tener plata para terminar de pagar la u, al fin había llegado a sus manos. Pero había otra cosa que lo hacía más feliz: se había enterado de que sería papá. Su polola tiene 3 meses y medio.

Pero en medio del día le vino un fuerte dolor de cabeza. Se tomó un remedio tipo zolben o aspirina, y se le quitó un poco… se fue para su casa. Apenas reconoció a su hermano Rodrigo. “Sé que eres pariente mío, pero no sé quién eres”, le dijo de entrada. A su hermana le soltó otro montón de incoherencias, y empezó a gritar como salvaje por el dolor que sentía. Se borró. Ojos blancos, onda ataque. Se fue en ambulancia, donde le vino el coma.

13 días. Trece días sin despertar, sin saber…

Hoy día, su padre fue avisado de que había abierto los ojos. Hoy día su padre, el bombero, estaba feliz. Aunque desconoce los daños neurológicos aún. Aunque los doctores dicen que es un milagro que haya despertado.

Los milagros existen. Y otros también necesitan este milagro. Pero, como la buena onda se devuelve, tal como le dije al bombero, las ondas son expansivas, y nos tocan de una u otra manera, a todos.

No tuve que devolverle el bidón, porque me acompañó, atravesando la carretera nuevamente, hasta donde esperaba mi fiel Limoncito.

Le grité de corazón, desde la ventanilla de mi auto en marcha, que le deseaba la mejor de las suertes con su hijo, no sin antes agradecerle muchísimo la ayuda desinteresada que me dio.

PD: Sólo para los curiosos. En todo esto eché como media hora, perdiendo la posibilidad de pasar a ver a mi famosa amiga. Para la próxima será.